Britney Spears vuelve a posar semidesnuda y provoca los celos de su prometido.

La cantante sumó un millón de reacciones en su foto desafiando una vez más la censura de Instagram al posar de espalda en un espejo y en topless, ocasionando los celos de su prometido. Recordemos que la intérprete de “Toxic” y Sam se comprometieron en septiembre del año pasado.

En las fotos se puede ver a Spears dando la espalda, luciendo solo la parte de abajo de su lencería, dejando nada a la imaginación. La cantante de “Baby One More Time” acompañó las imágenes con el comentario Booty time” que quiere decir algo como: “tiempo de pompis”.

Mientras que sus fanáticos enloquecieron con sus atrevidas fotografías, su prometido Sam Asghari mostró su descontento ya que dejó en los comentarios un emoji de enojo y el hashtag “celoso”.

Enjoyed?
Leave your Feelback!