BELINDA, LA DIVA QUE VIVE ENTRE LUJOS EXTRAVAGANTES

La cantante está acostumbrada y es propensa a llevar un estilo de vida de superlujo y muy ostentoso, que es sumamente difícil de sostener sin una o varias fuentes de ingresos altos y, aunque ha desarrollado uno que otro proyecto principalmente en la arena de la moda, no es como si tuviera hoy un altísimo nivel de ingresos.

Se sabe que belinda es una fanática de la joyería pero no de cualquiera, sino de la más fina y exclusiva del mercado, Dolce & Gabbana y Chanel, son algunas de las marcas que ha lucido.

Pero no solo le gustan las joyas ostentosas, también la ropa, prueba de ello es este atuendo Guchi, con valor de 64 mil pesos, no solo eso, en una ocasión se le vio posando una Sudadera supreme por Louis Vuittoncolor rojo cuyo costo es de mas de 150 mil pesos

Pero eso no es todo, en varias emisiones de ¨La Voz México¨, donde fue coache, lucio un lindo bolso con forma de osito, una creación del famoso diseñador Philipp Plein, este inofensivo y tierno accesorio tiene el razonable costo de 60 mil pesos.

Por otro lado la princesa del pop no solo gasta sus millones en verse bonita, también ha invertido en sus mascotas, la cantante compró un excéntrico collar de miles de pesos para su perrito y es de la exclusiva marca Prada, De acuerdo con la página oficial de la marca, el artículo está hecho de satén y tiene varios cristales. Este tiene un costo de 8 mil pesos

En una ocasión La cantante española, fue captada mientras  compraba un lujoso pendiente con un valor de más de 90 mil pesos a su mascota, un mono araña bebé llamado “Piaf”, que está en peligro de extinción

Sus últimos lujos los tuvo en su relación con Nodal, con solo un mes de noviazgo, la cantante decidió sorprender al cantante con un brazalete de diamantes, hubo cenas románticas, también disfrutaron de explorar el mundo. Varios de sus viajes los hicieron a través del jet privado de Nodal,  La cena de la propuesta de matrimonio, y por supuesto el flamante anillo de compromiso

Enjoyed?
Leave your Feelback!