Jorge Ortiz de Pinedo: “Estoy condenado a morir asfixiado” el actor habla de su enfermedad.

Jorge Ortiz de Pinedo, gracias a su talento y gran trayectoria de seis décadas, lo ha colocado como uno de los actores reconocidos en México. pese a que ha padecido diversos problemas de salud, Ortiz continua trabajando, incluso, tiene una enfermedad incurable que le podría ocasionar la muerte en cualquier momento, sin embargo, el actor agradece lo que tiene: “agradezco la salud que tengo, que no es buena” el también comediante asegura que su vida la trata de hacer lo más normal posible.

“Por haber fumado 47 años de mi vida tengo EPOC, la enfermedad pulmonar degenerativa crónica. Estoy condenado a morir un día asfixiado porque no voy a poder respirar, ese es una condena, en natural. Todos los que fuman deberían de pensar y verse en estos espejos, que cuesta mucho trabajo, lo sé. Raúl Vale murió de esto, muchos amigos míos murieron de cáncer de pulmón y yo no hice caso, entonces me tocó”. dijo Ortiz de Pinedo en entrevista con Matilde Obregón en su canal de YouTube.

Sin embargo el productor de televisión y teatro revela que no es su único padecimiento, “Hace ocho años me dio cáncer, me detectaron un tumor en el pulmón izquierdo, en el lóbulo superior, y me quitaron completo el lóbulo y me quede nada más con cuatro lóbulos, uno aquí [pulmón izquierdo] y tres acá [pulmón derecho]. Ese susto que pasé me provocó diabetes, soy diabético también”, explicó

“Hace dos años me detectaron otro tumor, en el lado derecho, y me quitaron el lóbulo medio; entonces, tengo tres lóbulos en lugar de cinco que tienen los demás seres humanos. A mí me cuesta mucho trabajo respirar”. Jorge  se ha convertido en un ejemplo de fortaleza y perseverancia que tiene admirado a los especialistas. “Los médicos se admiran un poco porque esta manera que tengo de hablar, de respirar, de aguantar el aire para poder hablar mucho, me ha hecho una caja toráxica fuerte que, a pesar de que me falta mucho espacio [me permite meter aire]”, mencionó.

Sin embargo sus padecimientos no lo detienen para seguir haciendo lo que más le gusta, y auque en varias ocasiones se ha dejado ver con su oxigeno, el actor no se deja caer y continúa trabajando: “Hay mucha gente en la Ciudad de México que tenemos esta enfermedad y seguimos trabajando”, concluyó.

Enjoyed?
Leave your Feelback!